El Gobierno prohíbe la caza del lobo en toda España. Consecuentemente al incremento de estos depredadores por las políticas hasta ahora, corre por WhatsApp un vídeo estremecedor. Una carnicería feroz dentro de un pueblo contra un rebaño de ovejas la mayoría a punto de parir, cuyas crías en estado embrionario se ven fuera del vientre de sus madres degolladas por los lobos.

Es una treintena de ovejas, pero también hay ataques a cuarentenas de cabezas de ganado, ya que los lobos, atacan hasta las yeguas y ganado de mayor tamaño. Este ataque es brutal, nunca visto, contra un rebaño encerrado en un aprisco dentro del casco urbano, cosa insólita y con una ferocidad inédita que como en los incendios la hace ser de sexta generación.

Hoy los lobos en gran proliferación gracias a los «progresistas», entran a casa a por uno, lo mismo que los ladrones también en gran proliferación por el mismo motivo. Son unas cosas que dejan a uno lo mismo que el resto del ganado que sufrió los efectos del lobo.  La naturaleza la cambiaron como era su deseo y hasta los pájaros no cantan porque ya casi no existen.

Ya no podría decir, Juan Ramón Jiménez, «y yo me iré y seguirán los pájaros cantando». Pero los progresistas quieren hacerte ver lo blanco negro y si te mueres entre terribles sufrimientos, es por tu bien. Su cinismo es infinito. Igual que su perversidad.

Parece ser que hubo también ataques socialistas de los defensores de los lobos contra la familia perjudicada para que no publicara esta asoladora y alarmante matanza. Máximo cuando cerca de los alrededores del domicilio familiar perjudicado hay hasta cinco niños que también pudieron ser presas de estos lobos.

El resto del ganado que se pudo salvar sufrió tal trauma que las hembras abortaron y el demás ganado quedó inservible y en muy mal estado. El dueño y familia del ganado, están desechos. Hay más casos semejantes últimamente. Se nota hasta dónde llega el Progreso de los que nos imponen sus aberrantes leyes anti naturales que nos reportan tanto bien… los «progresistas» que se lucen llamándose a sí mismos, así.

Los «progresistas». siempre hacen el mal que nos venden por el bien. Hay que ver los vídeos grabados por los dueños que sufrieron las lobadas. No se les cae el alma a los pies a los causantes de tanto daño y dolor?  No!  No se les mueve el cuajo viendo el resultado de sus políticas antinaturales, matrimonios desechos, hijos contra padres, alumnos odiando a sus profesores, sin principios de autoridad, ni valores de nada, con una juventud descompuesta y desquiciada? Tampoco.

No se investiga el caso del abuso de menores, lo de Monica Oltra. Los comunistas no tienen compasión ni piedad con nada en su grotesca filosofía. Solo quieren la muerte… de los demás.  Robar, a lo que autoriza el socialismo, y a matar, el comunismo. Si se dicen animalistas lo que menos les importa son los animales.

Una explotación ganadera de leche de ovino propiedad de Ignacio Carricajo, situada en Revellinos de Campos, Zamora, ha sido víctima de un nuevo ataque de lobos.

El incremento de los ataques de los animales salvajes y depredadores a los bienes y propiedad de los hombres de campo viene siendo una constante, ejemplo los jabalíes.  Y hasta los osos atacaron a personas. Mientras tanto grupos políticos de izquierda como el PACMA, vegetariano y vegano y otros grupos de extrema izquierda, pugnan por prohibir la caza de todas las especies.

Este sábado los cazadores marcharán a la capital de España desde distintos puntos de la nación tras ser convocado el acto por las Organizaciones Españolas de Caza.

Las políticas socialistas son la causa de estas carnicerías que arruinan a los ganaderos. Vemos titulares así: Unidas Podemos celebra la prohibición de la caza del lobo y VOX promete acabar con ella.

La prohibición de la caza del lobo se convierte en la principal batalla medioambiental en Castilla y León, pero la batalla dirigida desde el gobierno y su ministerio, sin respeto al mundo rural, se decanta con la pérdida de los más débiles, agricultores y ganaderos de la España despoblada, que ellos llaman vaciada al ser los que la vaciaron.

El gobierno prohibe la caza del lobo, pero las comunidades autónomas de Galicia, Asturias, Cantabria y Castilla y León, donde habita el 95 por ciento de los ejemplares de la especie se han mostrado en contra de esta decisión y han anunciado que recurrirán esta decisión por vía judicial.

El gobierno siempre quiere prohibir, prohibir prohibir los toros, la caza, prohibido fumar, y todo lo que tenga que ver con la España tradicional y eterna. El gobierno socialista prohíbe todo menos robar para no verse en su espejo. Los depredadores socialistas son el lobo. El lobo enemigo del hombre. Su sombra es alargada y bajo ella no amanece. No amanece nunca bajo el yugo comunista.

Hacer justo lo contrario de lo que dicen con una hipocresía infinita, e imponer con sus leyes liberticidas que acaban con la libertad. La libertad como el dinero solo la quieren para ellos y dominar a los demás. Y la razón, también la quieren pero no pueden conseguirla al haber robado ya todo lo demás.

Los lobos socialistas y comunistas están devorando a España entera. Y con una ferocidad incompresible, e inusitada de sexta generación como hacen los incendios que así llaman. Los «progresistas» están acabando con nosotros que somos España en todos los sentidos. Somos España y ellos son los enemigos. Que se hayan convertido en tales y actúen como tales, ya no podemos saber a qué obedece.

Pero si no lo evitamos, estos lobos nos comerán.

Fígaro ( El Correo de España )