1. Nada que objetar respecto a la vida privada de doña Dolores Delgado, ex diputado por la PSOE, ex ministra de justicia y actual fiscal general de España, y don Baltasar Garzón, juez condenado por prevaricación, y separado temporalmente de la carrera judicial, y actualmente abogado, con un despacho –o despecho-, jurídico o de influencias.
  2. Voy a comentar, únicamente, los aspectos públicos, de interés general, de dicha relación, y desde el punto de vista del Estado de Derecho, en el que todavía vivimos, a Dios gracias, pues España no es, todavía, Venezuela, aunque vamos camino de ello…
  3. Para entrar en antecedentes, y cómo aperitivo, ruego vean el excelente artículo Lola & Baltasar, forever friends, publicado por don Javier Cordero Aparicio, y que está en internet.
  4. Según informa un diario digital, Periodista Digital, de los que prestigian al gremio, bajo la batuta de don Alfonso Rojo, el señor Garzón ha firmado recientemente un convenio o contrato con el gobierno de Venezuela, por el que se le encargan “labores de coordinación con la Fiscalía española”.
  5. La retribución es “pequeña”: nueve, sí, nueve, millones de euros, supongo que en cómodos plazos.
  6. Como consecuencia de esa “operación”, supongo, o de los ahorros de toda una vida de un juez y una fiscal, han comprado, no sé si juntos o separados, un chalet de lujo en una urbanización exclusiva de Madrid, cuyo nombre no vamos a desvelar, para no atentar contra su intimidad personal y familiar, faltaría más.
  7. Según el portal Informalia, del que se hace eco don David Lozano en Periodista Digital, el 30 de enero pasado, la dacha en cuestión ha costado más de dos millones de euros. Vid. el artículo: Cazados: las fotos de la millonaria y “sospechosa” nueva mansión de Dolores Delgado y Baltasar Garzón”, el juez condenado por prevaricación.
  8. Hay noticias que no necesitan comentario, y esta es una de ellas…
  9. ¿Pero en España hay algún partido en la oposición, control parlamentario, preguntas en el Congreso y/o en el Senado, etc., o ya vivimos en Venezuela, y no nos habíamos enterado?
  10. Ramiro Grau Morancho ( El Correo de España )