LOS COLORES DE LA TIERRA

Esto que escribo lleva consigo los colores de la Tierra; lleva la memoria del agua; y el recuerdo de la melancolía.

Aquí están mis creaciones en forma de los rizos de las letras, palabras. Aunque mecanizados o digitalizados… aquí están.

Aquí escribo con los colores de la Tierra, con los colores de sus ojos. Esos ojos que son montes, las tetas de la Tierra. Allá, en su gruta nace el río que va a dar a un mar embarazado. El mar que pare a los peces, a las cabras y a los hombres. El mar que cría el alimento.

No sé si los verás… los colores de la Tierra. Ellos van y vienen. Están vivos. Cambian con el paso del tiempo, con las sensaciones, creando continuamente una historia nueva. Allí van y allí vienen. La memoria los trae y los lleva. Siempre están … los colores. Son la Tierra. Cambian mis pensamientos. Ellos han hecho mi cuerpo. Le han dado forma. Todo puede ser otra cosa cuando cambian los colores. Y cambian también los pensamientos.

Feliz tarde de Navidad