Ya no es sólo el Comité “fantasma” de Expertos del Covid; ahora tenemos el Comité “fantasma” de Expertos en Memoria Histórica.

Es la Farsa que no cesa; un modus de mentir, engañar y confundir, haciendo creer a los españoles que el Gobierno de radicales toma sus decisiones en base a criterios puramente técnicos y profesionales, cuando la verdad es que lo hace movido por puro y oportunista interés político.

Y lo hace auspiciado en un espíritu jurídico fraudulento, al objeto de vulnerar la ley, no rendir cuentas jamás, no documentar sus actuaciones, actuar con una banda de farsantes expoliadores de las normas, mientras que los políticos justifican sus decisiones sobre bases que no se sostienen jurídicamente.

Lo del “Pazo de Mierás” ha sido un expolio en toda regla, reforzado indecorosamente por una justicia politizada, pero ahora ya se empiezan a conocer las “mentiras” sobre sus nuevos “relatos oficialistas” y lo que realmente hay detrás. La Memoria Histórica oficial de la Izquierda en España se sustenta en ficciones, mentiras e intereses políticos y propagandísticos, como es el anunciar un Comité de Expertos que en realidad no existe.

Todo lo que ha girado en torno al expolio del Pazo de Meirás a los descendientes de Francisco Franco es una vulneración del Estado de Derecho que traerá graves consecuencias jurídicas para todos, lo que además supone un muy mal precedente ante futuras confiscaciones de patrimonios privados que llevará a cabo este Gobierno de radicales.

El anunciar Comités de Expertos que luego en realidad no existen tendría que estar en el futuro tipificado en el Código Penal Español como un delito muy grave pues socava la Legalidad y la seguridad jurídica del Estado de Derecho.

El Correo de España