LOS EFECTOS DEL TRICORNIO

Es lo que se conoce como «efecto terapéutico del tricornio». Estamos tan acostumbrados que no nos damos ni cuenta, pero seguro que todos ustedes lo han experimentado muchas veces. Basta la presencia de la Guardia Civil para que casi todo, desde el tráfico en carretera a las fiestas del pueblo, pasando por un desastre natural, comience a ir como la seda.

Y eso que el charol lo han reservado para el uniforme de gala y el sombrero de picos ha sido sustituido por el casco, la boina o la gorra de faena. Lo comprobamos ayer en el Aeropuerto del Prat donde milagrosamente y a pesar de ser jornada de huelga en los controles de seguridad, el flujo de pasajeros discurrió con más velocidad que ninguno de los días precedentes.

Alfonso Rojo ( La Razón )