El criterio básico para entender la cuestión de Gibraltar es este: España está invadida en un punto estratégico por una potencia de la que se declaran amigos y aliados los gobiernos españoles.

Dentro de ese criterio esencial deben entenderse los “paripés” y pequeñas medidas contradictorias de esos gobiernos hacia el peñón.

**Los gobiernos “españoles”, de izquierda o derecha,  han sacado a la colonia de la ruina en que la sumió Franco  para convertirla en un gran emporio de negocios oscuros y corruptores.

**La política de los gobiernos, sean del PP o del PSOE, en relación con Gibraltar es un aspecto más de la esencial corrupción, mucho peor que económica, que caracteriza a ambos partidos.

**La actitud lacayuna  de los gobiernos españoles en relación con Gibraltar y la potencia ocupante,  mide el abismo de abyección en que ha caído la política española desde Leopoldo Calvo-Sotelo y Felipe González Sean de derecha o de izquierda, partidos y gobiernos marcados por la vileza y la bellaquería.

Pío Moa ( El Corro de España )