–¿ Son retoños del Cabrón ?
–¡ Son !

–¿ Pero descendientes fijos ?
–¡ Unos hijos !

–¿ Y de qué hembra disoluta ?
–¡ De puta !

Que nadie me lo discuta:
los que agasajan a etarras,
amén de viles macarras,
son unos hijos de puta
.
Fray Josepho ( Libertad Digital )