LOS TACONES Y EL SEXO

El rufián más famoso de España ha ejercido de vocero de sus colegas para explicar por qué se ciscan en el Congreso de los Diputados del que cobran, en la Constitución de la que emana su condición de parlamentarios, y en el Rey que es el Jefe del estado de una nación que quieren destruir.

Escuchar al portavoz de Esquerra Republicana acompañado de los representantes del Bloque Nacionalista Gallego, de JxCat, de Bildu y de la CUP es un primor porque no me imagino un cuadro de actores más adecuado para subirse a las tablas de un escenario y hablar de democracia y libertad cuando los partidos a los que representan tienen entre sus filas a delincuentes que han asesinado, extorsionado, pactado con ETA una zona libre de atentados, han dado un golpe de estado y practican la violencia callejera .

Son como “la tacones” hablando de castidad, Nerón haciendo una campaña contra incendios, o el doctor Menguele dando una conferencia sobre cómo cuidar a un enfermo judío.

Los principios republicanos no son incompatibles con la verdad y la educación, y mienten respecto al Jefe del Estado Felipe VI al negarle su condición de demócrata, pero lo hacen porque se mueven en su salsa se comportan como chonchos en un barrizal.

Los que dicen que el anterior rey fue un follador y un comisionista no creo que anden muy equivocados, pero los que cuestionan la corrección y el compromiso inequívoco de Felipe VI con España, sus instituciones y la defensa de nuestros derechos y libertades , deberían pedir hora con el urólogo porque pierden orina y sentido de la verdad a raudales.

Estoy persuadido de que visto el parorama de políticos que tenemos , mucha gente con sentimientos y convicciones republicanas están más satisfechos en estos momentos con el Rey actual que con cualquiera de los que pudiera ser Presidente de una eventual República, porque su preparación, su prestigio internacional y su compromiso con España y con los derechos y libertades que consagran nuestra Constitución, le acreditan como la mejor opción posible. Algunos de los que legítimamente aspiran a que España sea algún día una República le otorgan a esa forma de estado unos valores taumaturgicos de los que carece por sí misma, porque al mismo tiempo aplauden las Republicans de Venezuela, Cuba o Irán .

Argumentar es una costumbre en decadencia que ha sido sustituida por frases cortas o palabras sueltas que suenan como puñetazos. La respuesta a quienes construimos frases completas y razonadas , en el mejor de los casos es que estamos equivocados y que deberímos corregir nuestra línea argumental porque se sienten ofendidos. Pierden el tiempo porque los que creemos en la libertad y el respeto a la ley por encima de la obediencia a una opción política o ideológica no vamos a sucumbir a su acoso.

Hay más demócratas de izquierda y de derecha que se respetan a sí mismos y no están dispuestos a avergonzarse por haber callado ante la mediocridad pegajosa de una casta que encajaría perfectamente en un nuevo Palmar de Troya pagano en el que tienen cabida los de la foto y otros que, por obediencia debida, hoy han guardado las formas, aunque siguen estando con ellos.

Diego Armario