Ahora le toca a la Cruz de Santa Cruz de la Zarza (Toledo),los  podemitas y comunistas están detrás. ¿Y qué hace o dice el Partido del Populacho?.

Echar la culpa al ROJO miserables del Zapatero, con su puñetero abuelito, traidor, que se pasaba de un Bando a otro, como si de un bar se tratara, es pueril e insólito.

En esta película de terror y tragedias contenidas, hay dos verdaderos culpables:

1º).- Unos reyezuelos izquierdos, traidores, masones y despreciables, que todo lo que le ponen en su mesa lo firman, salvo un Decreto, que se vayan a sus cuevas francesas, desde donde salieron, para no volver jamás.

2º).- Un P.P., liberal, masón y traidor, en el que los dos miserables, que han tenido la Presidencia, han luchado a favor del separatismo catalán y de la izquierda, con sus pretensiones y Leyes para reivindicar su “Democrática” 2ª República, que solo fue una Panda de ASESINOS, unidos, para destruir a la España católica, la familia conservadora, la Bandera y el patriotismo nacional.

Pero dentro de este Partido del Populacho, masón, mentiroso y engañabobos, hay un elemento sobresaliente en maldad, un tal Rajoy, un mierda sin escrúpulos, que ganó con mayoría absoluta, para echar al ROJO de la Moncloa y derogar todas las Leyes viles que ese individuo impresentable, botones de los políticos europeos implantó en España.

Las Leyes de Memoria Comunista Criminal y la de “Violencia del Género masculino, sobre las diabólicas feministas”, no solo no las derogó, sino que las alentó, las cumplió y las hizo cumplir.

Un mentiroso despreciable, un baboso repugnante, en cualquier otro País democrático, estaría en la cárcel, por prometer en Campaña, mil y unas acciones contra el Rojerio demoníaco  y el cambio de la Historia más absoluta, en la que los criminales bolcheviques eran los demócratas, cuando nada más imponer la República, las matanzas de inocentes católicos estaban al día. Convirtieron Iglesias, Conventos, Bibliotecas y todo lo que olía a catolicismo, en verdaderas HOGUERAS. Eso sí, todos los incendios y matanza de inocentes, por el solo hecho de ir a misa, se hacían “muy democráticamente”.

¿Qué votaron los peperos, en la infame e ignominiosa Profanación del Cuerpo de nuestro Caudillo? Se abstuvieron, para quedar bien con todos. Pero se abstuvieron, porque sabían que con ello ganaban los talibanes herejes.

La realidad, es que estamos metidos en la 3ª República, dentro de una monarquía miserable y colaboracionista de estos engendros satánicos.

 Con estas situaciones empezó la Guerra, no del 36, sino la de 1931, con fecha 14 de Abril. Esa guerra proclamada por herejes, comunistas, anarquistas, masones y criminales, fue una guerra fácil para ellos, porque los que tenían enfrente eran los cadáveres, que ellos asesinaban. Durante 6 largos años, los ciudadanos, tuvieron que soportar un Estado criminal, que mermaba la población a diestro y siniestro, con cualquier disculpa:

.- “Mira ese jodío facha que va a misa, pégale un tiro” Uno fascista menos.

.- “Ese maldito creyente nos ha dicho Adiós, pégale un tiro, para que los demás vean que hay que decir: SALUD”. Otro menos.

Y luego, esos canallas y estos miserables que llevan el crimen en su ADN, presumen de la República  “Democrática” y en Paz. Si acaso sería en la PAZ ETERNA.

Seis largos años, tardaron los católicos en sublevarse, contra el crimen instituido en unos gobiernos de degenerados y diabólicos asesinos.

Me dice mi amiga Dª Polonia Castellanos de Abogados Cristianos:

Miguel, por desgracia no me sorprende que un alcalde de PODEMOS decida atacar otro símbolo religioso.

Miguel Sánchez ( El Correo de España )