Esto que vais a leer, me ocurrió ayer, ojalá esta » señora » no tenga la grave enfermedad que me comunica y por supuesto lo del dinero descartado.

Se hace llamar:

Marie Bernard
@MarieBe57287575

Cómo vas, lo siento por esta forma de contactarte, acabo de ver tu perfil y dije que eres la persona adecuada para mí, mi nombre es Marie Bernard, de origen francés.

Sufro de una enfermedad grave que me condena a una muerte segura, es cáncer de garganta, y tengo una suma de 300.000 euros que me gustaría dar a una persona honesta y de confianza para hacer un buen uso de ella.

Tengo una empresa de importación de petróleo rojo en Francia, y perdí a mi marido hace seis años, lo que me afectó mucho y no pude volver a casarme hasta hoy, no tuvimos hijos.

Me gustaría donar esta suma antes de mi muerte para que mis días estén contados por la ausencia de esta enfermedad para la que no he tenido cura, pero un sedante en Francia no querría saber si se puede beneficiarse de este don.
Aquí está mi dirección de correo electrónico: martinars840@gmail.com.

Le contesté:

Siento mucho lo que te ocurre, y el dinero lo debes donar a Caritas, ellos harán un buen uso de ello. Buenas noches y gracias.

Me respondió:

Gracias por responderme, por supuesto, puedes ayudarme simplemente aceptando mi regalo. Es una donación de 300.000 euros. Y lo hago porque mi padre espiritual me aconsejó, tengo más esperanza, sé que mi fecha de caducidad (fin del mes de existencia en esta tierra) es muy cierto que soy un creyente cristiano, pero la ciencia es más avanzada.

Ahora, quiero que me apuestes por ti mismo en unas pocas líneas: lo que haces, tu situación financiera, tu religión y, si es posible, tu privacidad, sólo para asegurarte de que mi regalo sea bien utilizado. Creo que eres la persona correcta a la que Dios me ha guiado, estoy dispuesto a darte mis 300.000 euros

Ya no le conteste.

La foto es de » ella »