LOS VIAJES DE GULLIVER

Pedro Sánchez y su esposa, doña Mochila, han estado en Cuba.

Durante su estancia en La Habana no han tenido tiempo ni ganas de hablar con la disidencia perseguida o encarcelada.

Pero el sí encontró un tramo blanco en su apretada agenda, para rendir homenaje a los asesinos de la libertad de los cubanos.

Alfonso Ussía