MÁS BUROCRACIA

A España le sobra burocracia y le falta vocación de servicio público. Sánchez, con una estrategia más propia del siglo XIX, en todos sus términos, que con una visión de sociedad moderna, quiere engordar el Estado por la parte que menos lo necesita.

Tal vez España necesite más médicos e incluso más militares, pero le sobran funcionarios de ventanillas, con el síndrome de «vuelva usted mañana».

Al funcionario medio español le convendría algún curso de motivación, sobre todo la inoculación de una cultura de servicio y buena atención al ciudadano.

En definitiva, dejar de ser hostil a quienes demandan su colaboración. Lejos de abordar esa minirrevolución del sentido común en la función pública, al actual ocupante de La Moncloa solo se le ocurre engordar más esa ineficaz tela de araña de la burocracia mientras el mundo va en una dirección contraria.

¿Hace Sánchez eso para hacer una España mejor? No. En realidad su iniciativa no tiene más fin que comprar el voto con el dinero público. Que, no nos olvidemos, es suyo y mío.

El Astrolabio ( ABC )

viñeta de Linda Galmor