ME EQUIVOQUÉ

Aquí en la ControVersia de hoy hace siete días
preví unas elecciones repletas de alegrías.
Predije una victoria total del trifachito…
Porque es que soy un poco cabeza de chorlito.
¿Cabeza de chorlito? Más bien tonto del haba:
creí que Pedro Sánchez perdía y fracasaba.
Pero por sus aciertos (y por la culpa ajena),
ganó Sánchez, lo cual… tiene su parte buena.
Hoy ya no veo a Sánchez igual que lo veía:
no es mi mirada ahora tan rigurosa y fría.

Incluso le percibo maneras elegantes,
aparte de ser guapo (que eso ya lo era antes),
¿Que va a subir un poco gravámenes e impuestos?
¡Pero es porque hace falta cuadrar los presupuestos!
Y aparte, la subida de las tributaciones
será solo a los ricos, que son unos cabrones.
Ah, lo de Cataluña ya no será un infierno,
a base de diálogo y más autogobierno.
Y si hay que dar indultos, pues, bueno, se darán,
porque es una demanda del pueblo catalán.
También sacará Sánchez de su tremendo atasco,
haciendo concesiones, al noble pueblo vasco.
¿Qué incluye de ministros a algunos de Podemos?
Lo hará por moderarles sus criterios extremos.

Ya sé que por el Falcon yo le lancé mi crítica,
pero hay que ver las cosas de manera analítica:
sus viajes en el Falcon, digamos la verdad,
responden a razones de su seguridad.
Y es que el avión, entiéndanlo, es lo mejor que hay.
¿O queremos, acaso, que viaje en Cabify?
También dije que miente siempre que abre la boca.
Pero hoy más bien opino que el hombre se equivoca.
¿Que su tesis es falsa? ¿Y qué? Vamos a ver.
¡Si aquí en España nadie se la piensa leer!
Pero hay que valorar su inclinación social
y un sentido de Estado tan plurinacional.
En fin, Sanfuá, una duda tan solo me corroe:
¿estoy a tiempo aún para afiliarme al PSOE?

Fray Josepho ( Libertad Digital )

viñeta de Linda Galmor