Me importa cuatro bledos, un comino,
dos bálanos, tres pollas y un pimiento.
Me importa la boñiga de un jumento,
tres chícharos, dos nabos y un pepino.

Me importa lo que un pedo submarino,
dos cacas, un mojón y un excremento.
El caso es que me empieza (les comento)
a resultar letárgico y cansino.

No puedo remediarlo: me la bufa,
lo mismo que un tubérculo, una chufa,
un kiko, un altramuz o un cacahuete.

En fin, por resumir, lo que decía:
que me la trae floja y chuchurría
que Sánchez cambie (o no) su gabinete.

Fray Josepho ( Libertad Digital )

viñeta de Linda Galmor