Mañana me dice mi hijo, que se quiere independizar, pero se lleva la casa con él.
No, hijo no, la casa la pagué yo, la hipoteca la pagué yo, los impuestos los pago yo, la casa me pertenece a mi.

Señores independentistas, Cataluña es un territorio español, pese a quien pese.
Si se quieren ir, tienen la puerta abierta, váyanse, pero abandonen el territorio, porque este, nos pertenece a todos los españoles.