MEZQUITA DE CÓRDOBA: OFENSIVA ANTICLERICAL DEL PSOE

Aprobada la exhumación de los restos de Franco del Valle de los Caídos, el Gobierno socialista ha echado mano de otra de sus obsesiones ideológicas: el anticlericalismo. Y aunque la ofensiva, en la que la vicepresidenta Carmen Calvo participa activamente, ha empezado por la Mezquita-Catedral de Córdoba, tiene por objetivo dividir a la sociedad española proponiendo la nacionalización de edificios religiosos e inmuebles de la Iglesia en toda España.

El Gobierno de Sánchez ha encargado ya un inventario de los bienes cuya propiedad pretende reclamar judicialmente, entre los que está también la Seo de Zaragoza.

La primera batalla, sin embargo, la dará en Córdoba. Una comisión creada en junio de 2017 a instancias de Isabel Ambrosio, alcaldesa socialista de la ciudad andaluza, presidida por el ex director general de la Unesco, Federico Mayor Zaragoza, y compuesta además de Calvo por dos historiadores, ha determinado que la Mezquita-Catedral no es propiedad de la Iglesia a pesar de que ha estado abierta al culto casi 800 años (desde la conquista de Córdoba por Fernando III en 1236), fue inmatriculada (registrada) en 2006 y que el Cabildo puede demostrar que numerosas instancias judiciales y de la Administración han reconocido esa propiedad.

Tanto por su tendenciosa composición como por sus precipitadas conclusiones, ni la comisión ni el informe merecen ninguna solvencia. Se trata, sin duda, de un nuevo ataque a la convivencia con fines electorales.

El Mundo