Amigos, pensareis que soy un apasionado de Telecirco o de la Secta, nada más lejos de la realidad, por mi interés personal no vería la televisión espantosa, pero al realizar varios programas de Decisión Radio y escribir en varios digitales, no me queda más remedio que ver y oír a estos tergiversadores de la noticia, estos imitadores malos de “Paul Joseph Goebbels”, porque hay que reconocer que lo hacen de pena, pero juegan a ganador, debido a que quien les ve y escucha tampoco es, de forma habitual, genios de la cultura y sobretodo de la disquisición y el análisis político o económico.

En los tres últimos meses y de acuerdo con las apreciaciones mías, ¡propias!, nada de estadísticas sesgadas o confusas, sino, enfrentándome horas con el televisor, he conseguido llegar a varias conclusiones avaladas por toma de tiempos, tipos de noticias y presentadores muy concretos; sobretodo los reservas para los grandes popes de la información o los becarios de verano, que han hecho con excelentes calificaciones su labor: ¡Meternos miedo!

Para no aburrir, he decidido hablar de los “Cum Laude” de la desinformación televisiva: Antena 3. Algo verdaderamente increíble. Sobre todo el informativo de las noticias de primera hora de la mañana. Hasta ahora creíamos haberlo visto todo con su presentador y director habitual. Pero la presentadora de nombre y apellido musulmán ha conseguido superarle con creces. No se si eran sus órdenes o quizás motu propio, algo verdaderamente preocupante, porque si sales mas listo que el jefe, puedes ir a la calle.

Pero volviendo al “miedo”. Sobre un control de treinta minutos, de ellos veinticinco dedicados al desastre del día: Los incendios por ejemplo. Increíbles explicaciones del cambio climático, del destrozo que está causando la inconsciencia del hombre en la Naturaleza y más, y más.

Pero cuando lo del cambio climático se cae, porque demasiadas personas empiezan a cantar sobre el terreno lo de los “ecolotontos” que mandan en las Comunidades Autónomas e impiden que se limpien los bosques y, multan y persiguen a quien trata de hacer lo que se ha hecho toda la vida, se cambia poco a poco el chip discretamente, pero no se sustituyen los mapas del tiempo de colorines, en los que 32º aparecen como temperaturas extremas.

Yo con los añitos que tengo, recuerdo perfectamente más de cuarenta grados, un día si, al siguiente también, en Julio y en Agosto y si me apuras a mitad de Junio, a mitad de mes y en Espejo (Córdoba) en que no podíamos bajar una persiana embutida entre ventana y contraventana porque se habían dilatado las lamas y hubo que esperar a que refrescarse un poco por la noche.

Bueno pues esta presentadora de origen musulmán, parece que no se ha paseado por el sur de Marruecos, donde se pueden alcanzar 50º sin problema, pero no de ahora, sino de 1975. En fin, relato continuo que se cae con la gente mayor, pero que consigue engañar a los más jóvenes, que carecen de esa memoria.

José Antonio Ruiz de la Hermosa ( El Correo de España )