MIENTRAS DURE

Dice Alejandro Amenábar, a cuenta de su última película sobre el lapso en que Unamuno (julio a septiembre del 36) pasa de apoyar a oponerse al golpe militar, que «el fantasma de Franco flota todavía entre nosotros».

Debería de haber sido más preciso y decir: «Flota ‘de nuevo’ entre nosotros», pues es lo ocurrido desde que, primero Zapatero, y luego Sánchez, reabriesen las heridas históricas cerradas a finales del siglo pasado sacando a pasear el guerracivilismo con fines electorales.

La crítica apenas salva la cinta gracias a la actuación de algunos actores (confirmando que una buena película puede serlo a pesar de sus actores pero no viceversa) y no representa la España actual.

Por mucho que sea el guión de Sánchez para la secuela del 28-A.

Tadeu ( El Mundo )