MORALIDADES

Titula el principal diario del país que la sentencia que se conocerá en breve condenará por sedición y no por rebelión a los principales encausados del procés; será unánime, asegura, además.

¿Un barrunto, una filtración, un deseo, una presión…? La sedición acarrearía penas inferiores a las de rebelión pero, además, no justificaría retrospectivamente para muchos la inhabilitación de los procesados electos y algunas otras medidas preventivas.

Sin embargo, ser rebelde no siempre es malo, peyorativo, como lo es siempre ser sedicioso (muchos independentistas se jactan de serlo: rebeldes con causa). Parole.

¿Y cómo calificar a Artur Mas, quien llama ahora a que, tras conocerse la sentencia, no se produzca «una alteración del orden público»?

En fin: dos millones largos de españoles recibirán en breve una sentencia, moral.

Tadeu ( El Mundo )