MORODO, EN EL CENTRO DE UN ESQUEMA CORRUPTO

La trama de corrupción que envuelve al ex embajador de España en Venezuela durante el Gobierno de Zapatero, Raúl Morodo, no para de crecer. Lo que evidencia, como preveíamos, que se trata de una causa que va mucho más allá del enriquecimiento ilícito de Morodo.

Hoy publicamos que de los 35 millones que la familia Morodo y dos socios venezolanos recibieron del régimen a través de la Petrolera Estatal, Anticorrupción ha detectado transferencias desde cuentas off shore del embajador a relevantes personajes del Ejecutivo venezolano, como a René Arreaza, mano derecha de José Vicente Rangel, ex vicepresidente de Chávez.

Estamos ante la existencia de un circuito de corrupción que parecía tener como facilitador al representante español en el país, investigado por delitos de falsedad documental, corrupción en las transacciones internacionales, blanqueo y contra Hacienda.

Los tentáculos del esquema corrupto sobre el que se ha asentado la tiranía llegan a todo el globo y mueven una cantidad descomunal de dinero robado a los venezolanos. Y sigue existiendo.

La detención este fin de semana del empresario Alex Saab, testaferro de Maduro, es una prueba más de la putrefacción de la revolución bolivariana.

El Mundo