Considerando, que España viene soportando en estas últimas décadas innumerables atropellos antidemocráticos en la casi totalidad de sus Instituciones, que la corrupción, el latrocinio,  el expolio y el nepotismo están amparados por la impunidad, que  la incapacidad e inepcia de nuestros representantes son manifiestas e insoportables, que los mandatos constitucionales son mero formulismo jurídico y caen en “cuerda floja” a fuer de reiterados alardes de descaro gubernamental, que los sucesivos gobiernos,– unos, por indolencia y cobardía, otros, por sistemática y criminal aplicación de sus perversos dogmas ideológicos,– están arrastrando a la ciudadanía a la indigencia moral y a la miseria económica, ganando de este modo un merecido desprestigio internacional, y por ende, figurando España como una “Nación paria” e insignificante en el concierto de las naciones del primer mundo; es deber inexcusable alertar a la sociedad sobre el tormentoso y aciago futuro que nos espera de no tomar plena conciencia en aras a erradicar estos inminentes peligros que nos acechan.

Pues, al olor de los aromas y privilegios de la política acuden en tropel como cucarachas, individuos de baja estofa, sin otro objeto que cuidar de sus inconfesables y bastardos intereses particulares, siendo acogidos por estas Instituciones que representan a un falso pueblo, ejemplo de lo anterior es la Fiscalía General del Estado.

El escenario político, social, moral y económico al que nos ha llevado este satánico e hibrido gobierno socio-comunista nos conduce a un destino similar al de Antígona, de tragedias personales e históricas, advirtiéndonos de los imprecisos límites entre autocracia y democracia, cuando la norma de conducta gubernamental viene caracterizada por el abuso de poder.

En el siglo XIX, en Rusia, las nuevas generaciones criticaron a sus padres por la hipocresía, las normas y los valores establecidos; el Nihilismo, que tuvo su origen en la escuela cínica de la Antigua Grecia, fue el nombre que Turguénev le dio en su novela “Padres e Hijos”; sus seguidores se quejaban de sentir un pesado dolor en el cerebro, un dolor físico, cuando se hablaba de cosas insignificantes, algo muy parecido les sucede a muchos españoles al escuchar las banalidades y mentiras Sánchez o de sus “mercenarios” a sueldo.

Los nihilistas en su vertiente más benévola, decían “todas esas frases sonoras sobre el progreso de la Humanidad, mientras que los encargados de llevarlo a cabo permanecen alejados del pueblo, son meros sofismas”; más diría yo, son engaños y formas de trilerismo socialista de nuestro original y burlesco gobierno.

Pocos son los que acuden a prestar su concurso sin la intención de sacar partido de la impotencia y desvalimiento de la ciudadanía.

Solo un vigoroso y decidido movimiento social que ataque las raíces mismas del mal socio-comunista y autocrático, podrá reformar los hábitos y viciadas costumbres de la política actual.

Hasta aquí, unas pinceladas, recordando que “donde las dan, las toman”, es decir, todo movimiento social y político construido y asentado sobre bases corrompidas y dañinas es susceptible de crítica y oportuna reacción; el gobierno de Sánchez exige que los españoles despierten y se pongan manos a la obra, y que siendo conscientes de que “no estamos en condiciones para seguir en su vuelo a almas grandes como la del pájaro Sánchez”, no hemos de desfallecer en la urgente misión de defenestrar políticamente a este tipo tan vanidoso como vulgar e inepto, que se mueve con teatral y fingida majestad, como si no fuera un hombre de carne y hueso, sino su propia estatua erigida por suscripción popular”

No todos los lectores convendrán conmigo en que la sociedad en su conjunto, una vez perdida la dignidad ciudadana, este es el momento para intentar recuperarla, aunque, su fundamental estímulo sea el abismo económico al que el gobierno los ha arrojado.

Por último, unas breves consideraciones sobre el relevo en la presidencia de PP; el aclamado Feijóo, al parecer tiene la intención de ofrecer a Sánchez un “pacto de gobernabilidad” sin contrapartidas a cambio; habrá que esperar cómo se desarrollan los acontecimientos y cuáles son los acuerdos que pudieran cerrarse.

En primera instancia, según las informaciones de diferentes “medios”, el propósito del mismo es alejarlo de Podemos, cancelar la hipoteca gubernamental de los comunistas, en relación con los secesionistas catalanes, ¿propondrá también su alejamiento? o continuarán gozando de la carta blanca que todos los gobiernos le han conferido, haciendo de su capa un sayo, y qué decir de los voceros de ETA.

Me voy a permitir dar un consejo al recién aterrizado, “tenga Vd. prudencia, manténgase lo más lejos posible del peligro”

El bolchevizado presidente del gobierno, al igual que Lenin ha asimilado la máxima de Marx: “la crítica, la discrepancia no es un bisturí, sino un arma, su objeto es el enemigo, a quien no quiere refutar, sino destruir”

No le pierda la cara al toro, no olvide ni pierda el respeto al “Red Scare”, temor al comunismo.

Y si no me lo toma a mal, apéese de la máxima o regla de actuación atribuida a los gallegos: No te digo la verdad, porque a lo mejor te miento”.

Antonio Cebollero del Mazo ( El Correo de España )