NIÑO QUE DANZA

Ey tú! ¡niño que danza!
No te quedes quieto, sigue como el viento.
Muévete ahora, danza como ayer,
danza para aquel que compró libertad.
Quien te trajo aquí, quien mucho te amó.

Tú niño que danza no dejes de hacerlo
pues yo quiero verlo al verte danzar.
He visto que giras, he visto que saltas.
Tu niño que danzas, tú vuélvelo a hacer.

Y que no te importe lo que paso ayer,
porque ahora que danzas lo haces con poder.
No dejes de hacerlo hijo de mi Rey
porque hoy te he visto danzando con Él.