Vemos sin reaccionar como nuestro país deriva por las espeluznantes vertientes de la miseria y el comunismo.  Y todo lo que se nos ocurre hacer ante ello es el pelearnos entre nosotros. Por que si somos más los que creemos en la patria y en Cristo…¿por qué permitimos esta lamentable deriva que nos está dejando sin alma y sin medios materiales?
Vuelvo a repetir. En los años 60 teníamos nuestros Barreiros, Avias, Pegasos, Derbys, Hispano alemana, Puch, Seat…y nos encontramos que después de 45 años de fiesta progre nos hemos quedado sin nada. Somos como esas familias ricas que cegada por el hedonismo y la sensualidad van decayendo con inusitada rapidez.
España lleva años decayendo pero lo peor lo estamos empezando a vivir. Unos patriotas ingenuos y egolatrados nos dedicamos a ponerle en bandeja al comunismo su victoria. Ellos no darán un paso atrás en su proyecto de destrucción de España. Así que nos toca unirnos y poner punto final a tanto desafuero.
Por favor, vamos a dejarnos de tonterías políticamente correctas y plantemos cara al comunismo de una vez. Sus últimas leyes aprobadas dejan bien clara sus intenciones. Abramos los ojos de una vez y dejémonos de discutir sobre el sexo de los ángeles  y unámonos todos. Por favor.
La situación es dramática y desesperante. Todo en lo que creemos está a punto de desaparecer por culpa de nuestra miopía y por culpa de unos cuantos egos subidos de tono. Es hora de buscar un líder para todos los españoles de buena fé. Que ponga coto a tanto personalismo desaforado en nuestras filas y encare la sagrada misión de salvar a nuestra patria de las garras del comunismo y del yihadismo. No podemos continuar ni un minuto más con el actual panorama del triunfo de la barbarie.
El comunismo asiático y el islamismo se están haciendo con nuestro país. Es hora de pagarles los pies y volver a las bases civilizadoras de siempre. El cristianismo, el derecho romano y la filosofía griega. Ellas dieron luz a esa Europa que conquistó el mundo y que se ha convertido en un parque temático lleno de ingenuos buenistas, tontistas los llamaría yo más bien, ecologistas, y todo lo que acaba en ista. Ya está bien. No podemos permitir que el actual ninguneo hacia España y hacia Europa continúe sin hacer nada.
Es hora de decisiones dramáticas pero necesarias. Si Casado no vale hay que quitarlo. Si Abascal pone en bandeja de plata el triunfo al comunismo hay que dejarlo de lado también. Si los patriotas estamos desunidos en 50 pequeños partidos hay que buscar la unidad. Si los líderes actuales desde Ayuso a cualquier líder de cualquier movimiento falangista «autentico» no valen para lograr la unidad de los que creemos en España y en Cristo, habrá que buscar otros.
Todo menos ver a nuestra patria convertida en un país tercermundista. Todo menos ver a España desairada por cualquier liderecillo con ganas de protagonismo. Todo menos seguir viendo a la patria convertida en este engendro irreconocible.
Patriotas, es la hora de levantar las posaderas del sofá y moverse. Es la hora de impedir que España sea comunista.  Es la hora de impedir que España sea un país musulmán.  Es la hora de buscar un líder de verdad que nos una a todos. Por que somos más los que pensamos así, por que somos más los que queremos el renacer de España y porque somos más los que nos horroriza una patria comunista.
Patriotas, os lo ruego, basta de peleas internas, basta ya de proseguir la búsqueda del centro perdido y basta ya de hacerle el juego al comunismo con las tonterías de lo políticamente correcto. El momento es histórico, a la vez que puede ser ilusionante. Tenemos la oportunidad de salvar un país que se va por el sumidero de la apatía y de la falta de ideales. Por el sumidero de la decadencia y de la pobreza. Dejémonos de ser los pedigüeños de Europa y volvamos a ser esa nación líder que asombre al mundo.
Cuanto talento desperdiciado por culpa de las teorías igualadoras e igualitarias. Cuanto coraje ahogado en las borracheras de futbol, alcohol y drogas. Cuanta valía asfixiada por esa censura invisible pero que esta ahí, diciéndonos a todos como hemos de vivir sin tratar de ser los mejores.
Cuantas vidas de duro trabajo para acabar Hacienda quedándose con todo, cuanto talento e ingenio emigrado al extranjero y cuantos pueblos perdiéndose por culpa de la despoblación causada por la molicie de nuestras costumbres y la sublimación de ciertas partes de España en detrimento de otras.
Es la hora de poner remedio a todo ello patriotas. Es la hora de la unidad. Si no nuestra patria seguirá por el camino del tercermundismo y del comunismo. Para que nuestras peores pesadillas dejen de ser una realidad es hora de despertar.
De buscar la unidad de los patriotas y de buscar líderes que la consigan, y que nos lleven por el camino de la grandeza y no de la atonía y la astenia. Por favor, lo suplico nuevamente, quedan solo dos años para arreglar el desaguisado. O menos.
Reaccionemos de una puñetera vez.
Manuel Fernández Prieto ( El Correo de España )