NO ENTIENDEN NADA

RiveraCasado y Abascal, líderes de los tres partidos que defienden la unidad nacional y el orden constitucional frente al golpismo separatista, volvieron ayer al peor de los escenarios para el centro-derecha y el mejor para el Frente Popular de FalconettiPablenin y el preso Jonqueras, golpistas todos y socios en el proyecto de liquidar el régimen de monarquía parlamentaria y sustituirlo por una República Ibérica, que acabará balcánica.

Ayer, Rivera se desmarcó del PP, con el que el miércoles le fue tan bien, y facilitó al PSOE la negociación de los Presupuestos Generales del Estado. Que son, en rigor, el programa de gobierno del nuevo régimen que intentan imponernos, extendiendo a toda España, como señaló Paco Rosell el domingo, un Prusés revolucionario que se basa en la persecución de todo lo español, desde la lengua a la Constitución, atropellando nuestra libertad.

Rivera dijo que habilita su tramitación para vetar su votación; o sea, que no sea el PP en el Senado sino Cs en el Congreso el que se los cargue. ¡Cómo si a la ciudadanía le importara quién impide que la masacren a impuestos! Sabiéndose en pecado de lesa vanidad, Rivera acusó a Casado de negociar con el PSOE que el nuevo reparto de sillas del CGPJ incluya a Podemos. ¿Y no es razón suficiente para vetar la tramitación de los Presupuestos de ambos?

Casado, tras denunciar solemnemente la complicidad de Sánchez en el Golpe, se fue a por coces a la telecheca Ferreras-Pastor, versión golpista de la de Fomento-Bellas Artes, como Arrimadas cuando va a que la insulten en TV3. Pero no irá a Alsasua a hacerse la foto con Rivera y Abascal, no sea que los confundan. Y el patriota Abascal, que sí va, la emprende con Manuel Valls, cuando bastaba recordarle que el cordón sanitario lo padece desde que nació, a manos y pistolas de los nacionalistas, siempre apoyados por ese «catalanismo histórico» que quiere representar… con el voto anticatalanista.

¿Pero es que no ven Rivera, Casado y Abascal que lo único que les pedimos los españoles que vemos en mortal peligro a nuestra Nación es que actúen unidos, respaldando al Rey y a la Justicia, contra un Frente Popular Separatista que, a la hora de la verdad, nunca se rompe, ni por las bombas saudíes, ni por los presos golpistas?

Si no lo entienden, y no lo parece, es que no han entendido nada.

Federico Jiménez LoSantos ( El Mundo )