NO HE MUERTO….

Pero que todos sepan, que no he muerto,
que hay un establo de oro en mis labios,
que soy el pequeño amigo del viento del Oeste,
que soy la sombra inmensa de mis lágrimas.

F. García Lorca