NO VEAN LA TVERKA

Que los del PP son unos panolis de tomo y lomo lo demuestra su comportamiento secular en RTVE. Pero para llegar a esta conclusión tampoco hace falta darse una vuelta por un Pirulí que cada vez se asemeja más a esa Facultad de Ciencias Políticas de Somosaguas que parece extraída de un edificio oficial de la Managua del asesino Ortega. La lerdez crónica popular la vemos a diario en la Justicia, donde les han metido 700 goles por la escuadra en democracia, en el CNI, en los cuerpos y fuerzas de seguridad del Estado y en la mayor parte de unos medios privados que les lapidan día sí, día también.

Pero, obviamente, la que se lleva la palma es una RTVE en la que da igual quién gobierne porque siempre mandan los mismos: un cóctel de socialistas y extrema izquierda. Cuando el PP conquista Moncloa, los suyos en RTVE son una suerte de revival del Marcelino Camacho de los tiempos de la Perkins. Todo el día pidiendo perdón, todo el día escondiéndose y juntándose lo justo con el personal por miedo a que les endiñen una guarra. Lo de ahora deja reducido a la condición de juego de niños cualquier tiempo pasado. TVE es en estos momentos el cortijo privado de Podemos con el implacable Fran Llorente en el rol de goebbelsiano caudillo.

El autoproclamado copresidente del Gobierno, el millonario Pablo Iglesias, obtuvo con 71 escaños más miembros que nadie en el ahora congelado Consejo de Administración: cinco. El PSOE (85 actas) se adjudicó cuatro y el PNV, uno. ¿Saben cuántos consejeros sumaba el ganador de las elecciones (PP, 137 diputados)? Cero. Sí, han leído bien, cero. Las consecuencias de la podemización total de la tele pública no se han hecho esperar: se censuran las noticias que molestan a PSOE, Podemos, etarras y golpistas catalanes.

Todos los periodistas críticos con los unos y los otros han sido guillotinados sin piedad. El presentador de Los Desayunos, el tan simpático como desahogado Xavier Fortes, habló el otro día de «dos países» para referirse a España y Cataluña y ¡¡¡no fue destituido!!! En fin, que han regalado un megacanal pagado con nuestros impuestos a los comunistas con Rosa María Mateo de coartada. Por eso invito a todos los españoles de bien a hacer un apagón a una TVE convertida en la TVErka. Que la vean el padre y la madre del copresidente Iglesias.

Eduardo Inda ( La Razón )

viñetas de Linda Galmor