NUEVA OPORTUNIDAD

Estos meses de Sánchez fueron una excepcionalidad en la vida democrática de España. Por primera vez desde 1977, gobernaba un partido con apenas 84 escaños, chantajeado por comunistas, filoetarras y golpistas catalanes. Estaba claro que no podía terminar bien, y así ha sido.

Todo se precipitó abruptamente al trascender las 21 exigencias de Torra al presidente socialista, que este ocultó a la opinión pública hasta que afloró el «relator». Entonces, España entera se levantó contra una de las personas que más frívolamente ha jugado a político en la historia reciente.

Pero como, según Mounk, el pueblo parece estar contra la democracia, esta especie de ciclogénesis explosiva de la política puede sumarle nuevos votos, aprovechando el desplome de la izquierda antisistema y del perverso uso de la expresión «extrema derecha», con la que zahieren dialécticamente todos los días a una parte de la ciudadanía.

Todo puede ir a peor, no lo duden. Tenemos ante nosotros una nueva oportunidad de dar por fin estabilidad y progreso a España. Va a depender de que sepamos votar con inteligencia, en lugar de con las tripas.

El Astrolabio ( ABC )