NUEVA ERA, VIEJA IZQUIERDA

La frontera de un mundo de posibles dictaduras digitales, monopolios comerciales sobrevenidos y ataques de seguridad inesperados ya está aquí, a las puertas de nuestras casas. Mientras, los socialistas, tan atentos al futuro, se empeñan en mirar atrás e imponer una política represora, caracterizada por la mordaza. Si hablas bien del franquismo -por ejemplo, sobre lo bueno que era su bachillerato- cuatro años de cárcel.

Si desconsideras a alguien afectado por la LGTB, 500.000 euros de multa, y sanción de 50.000 a las empresas que no ayuden a conciliar. El futuro, incierto como es, siempre trae sorpresas. Junto a la vuelta coercitiva de la izquierda, se desarrolla un apasionante universo de inteligencia artificial, que hace que hoy más de la mitad del tráfico de Internet no sea humano.

Las máquinas programan el 52 por ciento de esos contenidos y casi el 30 por ciento de lo que circula por la red es basura. Las incertidumbres de esta nueva era llenan de simas negras un futuro aparentemente idílico. Pero no se preocupen: esto se arregla metiendo en la cárcel a quien manifieste nostalgia del bachiller franquista.

El Astrolabio ( ABC )

viñeta de Linda Galmor