OBSTINACIÓN ECONÓMICA

Así empezó el desastre económico de España en la época de Zapatero. Todos los expertos advertían de un frenazo que ni Solbes avizoraba. A continuación, los organismos internacionales -UE, BCE, FMI, OCDE…- alertaron de los errores que cometía el socialismo zapaterista mientras demandaban medidas correctoras urgentes.

La contumacia y el desprecio a la opinión pública fueron la respuesta sectaria ante el cataclismo que se nos venía encima. Tuvo que llamar el todopoderoso Obama en mayo de 2010 para que el extraviado presidente socialista de la época se tomase en serio el bien común del conjunto de los españoles y dejara de gobernar solo para una parte de la sociedad.

Aun así, el batacazo fue de proporciones colosales. Todavía hoy, diez años después, pagamos las consecuencias de no tener una política económica basada en la austeridad y el rigor de las cuentas. España ya debe todo su PIB.

Y ahí vienen subidas de tipos, aumento del precio del petróleo… y un Ejecutivo desnortado y sin otro plan económico que perseverar en el error. Nos acaba de dar un aviso el FMI. ¿Cuál será el siguiente?

El Astrolabio ( El Mundo )