OFRECIMIENTOS POCOS ÉTICOS

Según reconocen varios dirigentes del PP en Cataluña, tal y como publicamos hoy, Cs estaría haciendo ofrecimientos de dudosa ética política a concejales populares para que se pasen a sus filas de cara a las municipales de 2019.

Es lógico que el partido de Rivera quiera aprovechar el buen momento que le otorgan las encuestas y sacar rédito del pésimo resultado del PP en las autonómicas, pero no parece que sea esa una práctica de regeneración política. Más bien se trata de una suerte de transfugismo inducido.

Ante su poca implantación municipal, Cs está intentando convencer a ediles de localidades en las que el PP no logró ni el 5% de los votos, que antes que perder su cargo, se pasen a las filas naranjas. Ni siquiera en política todo es admisible.

El Mundo