¿ PARA QUÉ POLÍTICOS ? ¿ PARA QUÉ PARTIDOS ?

Una gran empresa tecnológica denominada Kimera Systems anunció que estaba a punto de desarrollar una inteligencia artificial llamada Nigel. Ayudaría a los votantes a dilucidar sus dudas y, supongo, que también a los propios políticos.

Evidentemente, disponiendo de todos los datos de cada uno de nosotros. Su propietario, Shita, cuando fue recriminado por semejante cosa se molestó y contestó airado: «Acaso la máquina no ayudaría a la democracia, pues ella sería la única que tomaría en serio nuestros deseos.

A los políticos no les importa mucho nuestros deseos, les importa convencernos de que queremos lo que ellos nos ofrecen». Quienes rechazamos este panorama tan desolador y deshumanizado, también antidemocrático, le pedimos a nuestros políticos que sean más sensatos y no den motivos al pábulo.

Pacten cuando tengan que pactar (excepto con independentistas y populistas). El nacionalismo es hoy, con mucho, el mayor cáncer de nuestra sociedad. Ayudemos a curarlo entre todos. Está en riesgo la supervivencia de nuestro país y Europa.

Está en riesgo también la vida de muchos millones de nuestros compatriotas que en esos territorios no comparten estas ideas totalitarias y que verían en riesgo la permanencia en su propia tierra. Hoy no hay mayores enemigos que Otegi y los suyos.

Hoy no hay mayores enemigos que Torra y su recua. ¿Dejaremos que nos ganen por incompetencia?

Cesar Antonio Molina ( El Mundo )