EL ” PARLAMENT ” PARA Cs; EL GOBIERNO, PARA ERC

La sesión constitutiva del Parlamento de Cataluña se celebrará el 17 de este mes por decisión de Mariano Rajoy, pero días antes el Tribunal Supremo va a decidir si despeja el camino para que Oriol Junqueras pueda presidir la Generalitat, lo que a su vez hace más probable que Ciudadanos consiga la presidencia de la Cámara, como quiere Inés Arrimadas.

La cita de Junqueras con el Supremo tendrá lugar hoy. Se trata de una vista solicitada por los abogados del líder de ERC ante los tres magistrados que componen la Sala de lo Penal -Miguel Colmenero, Alberto Jorge Barreiro y Francisco Monterde- para argumentar las razones por las que creen que debe ponerse a libertad a Junqueras, quien asistirá personalmente, después de que haya acatado el 155 y en su última declaración transmitida a través de sus fieles desde la cárcel de Estremera haya proclamado su compromiso a comportarse de ahora en adelante «con respeto a las vías del diálogo y la negociación».

En el Supremo no se espera que los magistrados se pronuncien sobre la posible puesta en libertad de Junqueras, a la que se oponen la Fiscalía y la acusación particular de VOX, hasta la próxima semana, pero ello sería a tiempo de que en caso de ser excarcelado el dirigente de ERC pueda participar en la sesión constitutiva del Parlamento del día 17.l

Su partido confía en que de producirse esa circunstancia Junqueras estaría en clara ventaja para ser elegido presidente de la Generalitat sobre el otro candidato independentista, Carles Puigdemont. Una ventaja que, para empezar, es física. El ex presidente sigue en Bruselas y en caso de regresar a España sería detenido y encarcelado de forma inmediata, de manera que aún tendría que pasar por esa temporada en la cárcel de la que es posible que Junqueras pueda evadirse en el momento oportuno.

De hecho, los partidos constitucionalistas no disimulan sus preferencias por Junqueras sobre Puigdemont para presidir el próximo gobierno catalán por considerarle más pragmático y más apegado a la realidad para no volver a intentar, al menos de momento, ponerse como meta la independencia de Cataluña.

Resignados como están a que los independentistas gobiernen gracias a su mayoría parlamentaria, sí mantienen también la esperanza de que ERC permita que Ciudadanos presida el «Parlament», como sería lógico por haber resultado el partido ganador de las últimas elecciones. Permitirlo pondría a prueba la voluntad de Junqueras de gobernar a través de la negociación y el diálogo.

Curri Valenzuela ( ABC )

viñeta de Linda Galmor