PARO: CONSOLIDAR LA RECUPERACIÓN.

Los datos del paro corroboran la mayor fortaleza del Gobierno de Rajoy: su responsable gestión económica. El desempleo ha alcanzado en junio cifras impensables desde 2008, y tras una década de dificultades la Seguridad Social ha recuperado los 19 millones de cotizantes.

Y nunca hubo tantas mujeres trabajando. Son síntomas de solidez económica. Pero aunque ya se ve la luz al final del túnel, queda recorrido. La mejoría de la afiliación no es, ni por asomo, suficiente para llenar el pozo sin fondo que supone el gasto en pensiones.

Los españoles, que tanto han sufrido para salir de la crisis, esperan del nuevo Ejecutivo seriedad y no demagogia para consolidar la recuperación. Entre otros retos, debe afrontar la tarea de mejorar la calidad del empleo.

El Mundo