Después de ponerla verde, copia la idea de la presidenta madrileña, Isabel Díaz Ayuso, hasta en las mismas cuestiones que criticó hace apenas unos meses, y en el Foro La Toja, anuncia la creación de un nuevo proyecto gubernamental que imita la Oficina del español que fue criticada por el PSOE por ser «un chiringuito para Toni  Canto.

Se trata de un nuevo proyecto para promocionar nuestro idioma y que llevará por nombre: En español, valle de la lengua y cuyo objetivo será «invertir en nuestra lengua común». Una «iniciativa trasversal» que abarcará el ámbito del turismo, la transformación digital y la empresa y que se produce tres meses después de que Ayuso creara su Oficina del español para Toni Canto, tras incorporarse éste al Gobierno regional y dejar a Ciudadanos. La elección se revela de lo mas adecuado y necesario.

El presidente del gobierno demuestra que lo que critica, le conviene hacer, lo mismo que siempre hace lo contrario a lo que predica. Es su personalidad así, y el doctor CUM fraude que copia muy bien su tesis doctoral, o ni siquiera eso, mete a un negro por el medio para que pague con las culpas, si vienen mal dadas, es desde luego un artista en estas malas artes.

Bien sabemos cómo es y lo que da de sí y el regimiento de palmeros que viven en los cuentos semejantes de hadas que son brujas con escoba. Esto no es un chiringuito, como lo de Toni Cantó, veremos en lo que termina. Con el presidente del gobierno todo y nada es posible a la vez. Es lo más contrario a lo que debe ser un buen administrador.

El proyecto de la presidenta Ayuso, fue duramente criticado por la izquierda en general y el PSOE en particular, calificándole de lo que más entiende: de un «chiringuito ad hoc para Toni Cantó». Ello hasta motivó incluso su petición de comparecencia en la Asamblea regional madrileña para explicar sus funciones, en desaprobación de la idea.

Por otra parte el nuevo director de la oficina madrileña Toni, indica que «el reto es que Madrid sea el lugar principal para aprender español. Isabel Díaz Ayuso quiere dar la batalla cultural frente a los dislates del Gobierno, con el ellos, ellas y elles. Hay que hacer de Madrid un territorio libre de estas tonterías» como el lenguaje inclusivo. «El Gobierno no es nadie para decirnos cómo se habla«, ha dicho.

El idioma «como dijo Cayetana, es el burro de Troya, dentro de lo que va todo lo demás como el adoctrinamiento».  Va todo y que es mucho de los inventos del plagiador, que termina en sumas astronómicas de dinero gastadas sin necesidad y superfluamente, lo que en Román palatino se llama, robar.

Así todo no  corren buenos tiempos para el despilfarro del dinero público por parte de los socialistas y que empezaría por el que están dando a los terroristas etarras que trasladan a las provincias vascongadas. Ese dinero aun Carmen Calvo cree que no es de nadie, se acaba, y además es nuestro.

Las maldades del plagiador son largas de contar y tira que se mata con pólvora del rey. No dice una verdad ni hace una a derecho. Como administrador no tiene precio, como político, tampoco. La ruina económica es le herencia que nos dejará, porque de la ruina moral ya podemos disfrutar a raudales.

Se ve todos los días en la sociedad, que ellos llama ciudadanía. La luz que vamos a pagar y todo lo que conlleva ese atraco, nos dejará en la ruina, sin luces, ideas, hasta sin capacidad de reaccionar.

El latrocinio es la primera característica de los «progresistas» que a su vez roban y se ríen de sus víctimas.

Fígaro ( El Correo de España )