PEPU  HERNÁNDEZ, SOCIEDADES MUY POCO ÉTICAS

Resulta sorprendente el talento de Pedro Sánchez para elegir a su equipo. Tres de sus ministros, Nadia CalviñoPedro Duque y el dimitido Màxim Huerta, confesaron haber creado sociedades para pagar menos impuestos, una práctica legal, pero que tiene poco de solidaria y que contradice el estándar ético que marcó Sánchez desde la oposición.

Ahora sabemos que el candidato a la alcaldía de Madrid también lo hizo, cuando, en 2006, creó una sociedad con el objeto social de gestionar sus derechos de imagen.

El problema es que la utilizó para ahorrarse los impuestos de sus conferencias –práctica prohibida por la Agencia Tributaria– y para adquirir unos terrenos.

Hacienda deberá decir si cometió delito y los militantes del PSOE si aprueban su conducta.

El Mundo

viñeta de Linda Galmor