PERIODISMO: MORDAZA DE ENTES POLÍTICOS

La sanción impuesta por la CNMC (Comisión Nacional de Mercados y la Competencia) a Federico Jiménez Losantos, supuestamente, por «incitar al odio», y la protección que ha prestado el Consejo Audiovisual de Cataluña (CAC) a una periodista de TV3 que presentó un programa de debate con una camiseta de Puigdemont son dos caras de la misma moneda.

 Resulta inaceptable y un completo despropósito que organismos reguladores impulsados por políticos pretendan sustituir la función de los tribunales ordinarios.

Ni Competencia debe interpretar una legislación como de la Comunicación Audiovisual ni el CAC puede seguir ajustando las cuentas a los periodistas disidentes mientras protege a quienes se muestran serviles a la causa separatista.

El Mundo

Fotografía de: José María Marín Quemada, presidente de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia.