EL AMOR Y LA MUERTE

paeja

EL AMOR Y LA MUERTE

¿ Qué pasa cuando se abrazan el amor y la muerte ?

¿ Se muere el amor ?

¿ O se enamora la muerte ?

Tal vez la muerte morirá enamorada y el amor, amaría hasta la muerte.

Buenas noches y felices sueños.:))

One Comment

  • xcraterh19

    14/11/2017 at 15:09

    Tengo un extraño concepto del amor, pienso que solo te enamoras UNA SOLA VEZ, la primera, precisamente es el principio, tienes una serie de emociones desconocidas, y con el paso del tiempo las vas definiendo, y llegas a tus propias conclusiones, algunas tardías, pero es cuando descubres un sentimiento diferente, nuevo y que no puedes situarle en tu escala de valores.

    Y estás cambiando sin darte cuenta, sobre todo con su proximidad, sientes una especie de alegría desconocida, y es lo que te apropias, es decir, lo que ella desprende, y que solo tú lo sientes, ha atravesado sin dificultad alguna tu aura, y tu cuerpo lo permite, y lo guardas, lo ocultas, ella no te mira ni te siente, sabes que tiene mucho que hacer a partir de ese momento.

    Y con el paso del tiempo, ese sentimiento empieza a debilitarte, cuando pruebas moviéndote en su dirección, analizas las respuestas que te llegan, su mirada, su actitud, su gesto y es cuando empieza el sufrimiento, además es de clase ardiente, algunas veces te llega a gustar, y pruebas de nuevo, y si consigues atravesar sus defensas, (no todas), flotas, y si sales con ella, tu mundo ha cambiado, y pierdes interés por todo, solo está ella en tu horizonte, nada más.

    Puedo hablar de la traición, de la mentira, de la manipulación, de lo existe y no imaginas lo destructivo que es, peor que una enfermedad incurable, por una sola causa, ha matado algo invisible, se aloja en nuestro interior pero no puedes manejarle ni controlarle, está fuera de tu alcance, y ese dolor no es físico, ignoro su clase pero hace algo imposible, sangras y no sabes por donde, y duele más que una herida en la piel.

    Y lo peor no es eso, hay más daño en espera de tu reacción, los recuerdos y los fantasmas, es decir, mujeres que se parecen a ella, que visten con ella y sus colores, son espejismos destructivos, y el destino se mofa de ti, no son coincidencias, al principio pensé que sí, pero no, algo maneja nuestros sentidos.

    Yo nunca me ayudé, no hice caso de lo de verdad debes hacer, si, conocí otras chicas, salí con varias, pero esa zona donde se aloja el amor, estaba destruido, se cómo es, y lo que hay, ruina y dolor, daño, y nunca sentí aquella sensación, con todas era algo diferente, frío, apático, neutro y lo definí como atracción, falsa atracción, sirve para todo lo que conlleva una relación, pero sin fondo ni color, donde nada queda.

    Y se me termina el tiempo. Muchas veces repito ese largo camino desde la escuela de idiomas nocturno donde estudiaba, salía a las 23 horas, y andando volvíamos al barrio, no importaba el tiempo hiciera, y precisamente una noche que llovía de forma tranquila, empezó todo, y la repito y repito, sé que me daño, pero no puedo evitarlo, por eso aseguro que solo es la primera vez.

    Y la muerte no impide nada, en algún lugar invisible queda, de eso estoy seguro.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*