Buenas tardes

mujer80

El erotismo, ese triunfo del sueño de la poesía, porque niega lo imposible.” ( E.Arsan )

Feliz tarde.:))

One Comment

  • xcraterh19

    28/08/2017 at 12:00

    Esta definición es perfumista, no tiene que ver con los imanes que atraen a partes metálicas, aunque si hay cierto paralelismo.

    En mi opinión, el erotismo es un potente imán y como tal, dispone de dos partes.

    El primero y principal es de donde parte ese magnetismo, en lo que a mí respecta, parte de la mujer y ese fugaz encuentro puede producir esa chispa invisible que enciende, que produce el inicio de algo imposible de definir, sin embargo como la reverberación, permanece aunque haya desaparecido de la vista.

    En cuanto a la poesía, que no he llegado a comprender, y dudo que tenga ese nombre. Parece que es una representación artística de la belleza, pero yo pienso que el erotismo carece de belleza en el sentido amplio de la frase, es invisible.

    Aclaro que la belleza es lo más normal, es decir, una mujer bien parecida y acompañada de un buen físico. Aunque sin que le falte su comunicación, es decir, que abra la boca y tire todo por tierra.

    Y no hay que olvidar el otro polo, puede ocurrir que como en las partes de un imán, sea repelido.

    En un bonito pueblo de Ávila, Hoyos del espino para más detalle, a su paso el río Tormes, muestra muchos lugares para darse un baño, y en 1997 tuve una experiencia en este campo, erotismo al cien por mil.

    Yo buscaba árboles para mi colección, pinos en especial y andaba por un camino de tierra, a mi derecha, en un plano inferior el Tormes, y pequeños remansos donde había algunos bañistas, y en otros parejas solitarias, y después de alejarme bastante de la carretera, el rio giró levente hacia el norte y otro remanso.

    Cerca del agua había un pequeño pino que torcía su rama hacia el agua, era una L invertida y encima una mujer, doblada al revés, es decir, su espalda era una curva hacía atrás, recostada en el tronco del pino.

    Desnuda y mostrándose. Podía haber robado un montón de fotografías, sin embargo no lo hice, me confundí con los arbustos y procuré averiguar que ocurría, ya que fue cuando descubrí a su pareja, salía del agua y se detuvo observando a la mujer, empecé a pensar si era una forma de expresión sexual, desde luego tuvo mi conformidad, menudo regalo para vista y el parecía entusiasmado con la sorpresa.

    Tenía puesto en la cámara un objetivo Varexon 1:3.5 f = 200 m m, y eso me permitía cierta impunidad fotográfica, y ganas me dieron ya que se cuidaba, su cuerpo era todo músculo y lo mejor de todo, no se depilaba.

    Le puse un 20 en la postura adoptad, después de ese repasito apagué la máquina y la guardé en la mochila, volví al camino arrastrándome como una babosa, babeaba y pasé al otro lado del camino, fuera de su campo de visión y me interné entre los pinos, era mejor pasar desapercibido del todo.

    Puede ser una definición del erotismo, no vi poesía, pero si descubrí su posesión, ella manejaba a la perfección su forma de atracción y el permanecía extasiado ante su conjunción con el pino.

    La cabeza de ella era una prolongación de su cuerpo, su largo pelo colgaba casi hasta la tierra, ella no le veía pero si adivinaba su estado, ya que permaneció varios minutos admirando el cuadro.

    Esa visión permanece en mis retinas como si hubiera sido ayer, no sé si a todo el mundo le ocurre lo mismo, pero tengo imágenes grabadas desde bien pequeño.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*