Buenas tardes

mujer34

Tengo un nudo de palabras en la garganta y estoy tratando de tragarlas, con un vaso de silencio y aunque mi voluntad es fuerte, no sé si lograré hacerlo.

One Comment

  • xcraterh19

    15/01/2018 at 14:38

    El silencio es un preciado tesoro, ahora la gente habla muy alto, no quiero pensar cuando griten.

    Se trata de una forma sutil de bebida, a su paso normalmente el silencio es una forma de expresión, incluso dispone de dos formas opuestas y para eso se ayuda de la mirada.

    El que calla, otorga. Y el lado opuesto está en la mirada, negación, la mirada se enfría lentamente, y muchas veces he leído la respuesta con solo una mirada.

    Por otro lado, podemos rechazar lo que tenemos en el interior de la boca, algo parecido a cuando le damos vueltas y vueltas a una cuestión, o lo necesario para tomar una decisión al respecto.

    Desde luego tenemos que tragar todos los días, y no me refiero a alimentos, todo son cuestiones de toda índole del día a día. Y pasamos por el aro, a mi produce mal sabor de boca, la hiel es el combustible de la ira, aunque esta es fría, yo la mezclo con la rabia, y todo envuelto en el silencio.

    Distinguida bailarina, estamos atravesando una zona gris en el mundo que vivimos, la actualidad está llena de confusión, estrabismo y sobre todo injusticia.

    El relevo que ha llegado a todos los niveles carece de la base adecuada, todo vale y se ha perdido la clase, no me refiero a la social, un ejemplo de clase urbana, los yuppies.

    Tuve como compañero de trabajo a uno de ellos, un tipo muy instruido y que daba clases gratuitas de conocimientos y trato personal, jamás una palabra más alta que otro, encajaba todo como si dispusiera de un invisible escudo, y recuerdo que cada vez que había un problema con un cliente o proveedor, el gran jefe le encargaba el asunto y siempre volvía victorioso, esa clase no se hace, se nace.

    He de reconocer que estoy apagado, y el horizonte que tengo en frente es difuso, pensaba que el paso del tiempo despejaría dudas, pero no, cada vez todo más incierto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*