Buenos días

florylzo

Día triste para las personas, que querían a Rita Barberá, gran política y gran mujer. La tristeza que nos queda, es que no haya podido demostrar su inocencia. La izquierda bárbara, sin sentimientos humanos, han demostrado, lo que son, al no concederle un minuto de silencio por su fallecimiento, se han retratado y ojalá tarden poco tiempo en desaparecer del panorama político. D.E.P.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*