LA ÚLTIMA MAÑANA

pañales

LA ÚLTIMA MAÑANA

He preferido escribir este artículo por la mañana, para que fuera del día. Del último día de paz, prosperidad y bonanza que conocieron los catalanes que habían nacido entre el lento agonizar de Franco y la coronación del rey Juan Carlos y que nunca vivieron una guerra ni nada que cuestionara su bienestar y el derecho a ir tranquilo por la calle. He preferido esperara al día, al último día agradable de nuestras vidas para notar aún la mañana, el orden plácido de este octubre que insiste en ser cálido.

Nunca he tenido otro afán de posteridad que el del día siguiente pero si por cualquier error o vulgaridad este artículo fuera leído dentro de mucho tiempo, tendrían todos que saber que en esta ciudad se vivía muy bien, tal vez demasiado bien: tan bien que hasta nos olvidamos de lo bien que vivíamos.

Salvador Sostres ( ABC )