Nuestros Recuerdos

flamencosu

Fui guardando tus nubes en mi pelo
y la brisa temprana de la mañana
acarició mi rostro. Sus agujas
como dientes filosos
atravesaron la cruz de mi cuerpo.
Hubo palabras rotas en el viento…
El idioma del aire es pasajero,
como el amor, a veces pasajero.
Y este vil céfiro de invierno
selló nuestro recuerdo,
mudo de cualquier encuentro.

Salma Hassan

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*