PIDO UN 155 PARA LA LENGUA ESPAÑOLA

 A provechando que a la llamada «Corpo» por los beneficiarios y paniaguados de TV3, a la «Corporació Catalana de Mitjans Audiovisuals» no la han tocado, porque al pulpo ni reñirle, ya que si no se enfada Sánchez, yo me pido una más fácil aplicación del artículo 155 en radiofónica, televisiva y periodística materia. Me lo pido como lector de periódicos, oyente de radio y espectador de televisión. Sobre todo de informativos en estos dos últimos medios, me pido que aprovechando la collada de la autorización del Senado para que se aplique la Constitución allá donde se hubiere olvidado como «un beso de amante que yo me dejé» de la copla.

Pido nada más y nada menos que la Revolución de los Topónimos Catalanes, en aplicación del precepto constitucional de que las otras respetabilísimas, riquísimas e históricas lenguas peninsulares que no son el español son cooficiales sólo en aquellos territorios autonómicos donde se hablan. Lo digo sin tantos rodeos, que voy a parecer un tertuliano hablando, joé. Me pido que nos liberen de los topónimos en catalán cuando nos están hablando o están escribiendo en español en los servicios informativos de las radios y cadenas de televisión o en los periódicos. Eso, eso, cadenas.

Cadenas son de lo políticamente correcto las que nos aherrojan y borran de nuestra lengua los topónimos de la comunidad autónoma catalana, vamos, de la falsa e ilegal República Independiente de la Señorita Montse que inventaron en los Juegos Reunidos Geyper de la CUP y otras desgracias nacionales. Si poniendo sus co…nstituciones sobre la mesa ha aplicado Rajoy el 155 en la comunidad autónoma catalana, ¿por qué no se hace también a algo mucho más sencillo, cual el mapa del tiempo de Televisión Española? ¿Por qué este servilismo de escribir los topónimos catalanes como si todos fuéramos poco menos que Pompeu Fabra, y decir, por ejemplo, que hoy veremos si el Real Madrid juega en «Girona» o no juega en «Girona», o si lo hace a puerta cerrada, chirrín, chirrán? (Anda que no le gusta nada a un equipo catalán un partido a puerta cerrada…)

¿Por qué tengo yo que saber viendo el mapa del tiempo que «Girona» es Gerona, y que donde ponen «Lleida» se refieren a Lérida? No suelo ir por Barcelona, pero quienes allí viven el triste y preocupante clima de ruptura social que han provocado los separatistas me aseguran que en los mapas del tiempo de esa TV3 de «al pulpo, ni reñirle», en esa fábrica de independentistas en plena producción 24 horas al día y 7 días a la semana, Zaragoza no es Zaragoza, sino «Saragossa». Por eso me pido un 155 al menos para los espectadores del mapa del tiempo en el resto de España, y si en TV3 Zaragoza es «Saragossa», ¿por qué Lérida es «Lleida» en TVE?

Y nada digo de llamar «Parlament» al disuelto parlamento autonómico cuando se habla o se escribe en español y fuera de esa parte de España llamada Cataluña. O pronunciar «Generalitat», con una fonética en la que no damos ni una con las fricativas y las vocales abiertas, cuando hablamos de la Generalidad catalana. Y nada digo de los mozos de escuadra. Media España y parte de la otra media (incluida la más de media Cataluña no separatista) está contentísima porque una de las primeras medidas de aplicación del 155 ha sido darle Puerta, Camino y Mondeño al chulísimo e insurrecto mayor de los mozos de escuadra, a ese Trapero que ganaba más de 20.000 euros más que un general de la Guardia Civil y que, con sus órdenes de pasividad a los policías bajo su mando, provocó que, defensa en mano, tuviera que actuar la Policía Nacional o la Guardia Civil…en los informativos de la CNN. Un traidor así no puede tener a sus órdenes a 17.000 hombres armados. Mozos. Porque al nombre del cuerpo no se le ha aplicado el 155, y a los mozos de escuadra los leeremos hoy en todos los periódicos como «mossos de escuadra». Adiós, felón buen mozo Trapero trapacero…

Antonio Burgos ( ABC )