PLEGARIAS ATENDIDAS

No voy a entrar en el juego de repartir las culpas. Pronto votaremos. Y entonces podremos constatar lo que ya es evidente.

Que la polarización en bloques herméticamente cerrados e incomunicados no es buena para el país. Tal vez tras el 28 de abril haya un bloque ganador y otro perdedor. Pero los ganadores de entonces serán los perdedores del futuro.

Cada Gobierno dedicará sus esfuerzos a deshacer lo que hizo el anterior, y lo hará condicionado por los partidos más extremistas. Seguiremos instalados en el cortoplacismo y en la política identitaria.

El único argumento será el miedo al otro. Hasta que alguien recoja la bandera del acuerdo transversal y supere esta dialéctica con un discurso dirigido no ya a los moderados, sino a quienes entiendan que no podemos vivir así.

Un discurso que está ya disponible para que alguien lo exprese. Lo que pido desde aquí es que esto suceda lo antes posible.

Beatriz Becerra.( ABC )