PODEMOS, DE ERROR EN ERROR, HASTA LA DERROTA FINAL

Surgió con un objetivo tan petulante como el de “asaltar los cielos”, pero hoy Podemos firmaría mantener un vuelo gallináceo ante el riesgo de desintegración. La errática estrategia ante el desafío independentista, actuando como palafrenero del secesionismo, golpea sus expectativas electorales -ha perdido el apoyo de casi uno de cada tres votantes- y ha abierto heridas en la coalición difícilmente restañables. Pero, además, ha dejado al aire las contradicciones de Iglesias, que, con sus actos, pervierte de continuo el sentido de sus palabras hasta que no significan nada.

Así, se llena la boca defendiendo conceptos como “plurinacionalidad” o “democracia popular”, pero aplica sin empacho su propio 155 para aplastar disidencias. Purgó a los críticos de Vistalegre; acaba de hacer lo mismo con Carolina Bescansa -pese a que sus críticas estaban cargadas de razón- y trata ahora con estilo cuartelario de someter a la marca catalana de Podemos, aunque su rebelde dirigencia está dispuesta a plantarle cara. Ypara añadir confusión al ruido, clama por reeditar un tripartito de izquierdas en Cataluña junto a ERC. De error en error, hasta la derrota final.

El Mundo

viñeta de Linda Galmor