PODEMOS: JAQUE MATE

En el Apocalipsis se avisa, a los que niegan el calentamiento global, que huirán de las islas cuando el cuarto ángel derrame su copa sobre el sol. En España tenemos la copa del ángel amenazante, y todo a merced del azar cuando el poder y la sandez se reúnen.

Se han roto las relaciones entre el PSOE y Podemos, confirmando que pasan los siglos pero no la ruptura entre la socialdemocracia y su izquierda. En las horas previas al segundo intento de investidura, el nuevo PSOE recordó con el viejo PSOE que el peligro siempre está a su izquierda.

El llamado pacto maldito, alumbrado en las relaciones incestuosas entre la socialdemocracia y los nuevos comunistas, fracasó. En Europa los comunistas solo participaron en Gobiernos de coalición al terminar la II Guerra Mundial; después casi nunca, con la excepción de algunos Gobiernos de coalición en Islandia, Finlandia, en el Portugal de los claveles y recientemente Syriza en Grecia.

En España los comunistas no han estado en el Gobierno desde la Guerra Civil. Ahora, como siempre, el PSOE no quiere gobernar con su enemigo histórico y su adversario electoral que intentó adelantarlo por la izquierda después de gritar en las calles: «El PSOE y el PP la misma mierda es». ¿Cómo el partido del orden y de la restauración va gobernar con la guillotina, la tricolor y el nacional-populismo?

La segunda investidura fracasó estrepitosamente. Pablo y Pedro han despreciado a los votantes de la izquierda y se han burlado de todos los partidos en negociaciones de pequeños truhanes de zoco, repartiéndose cortinas y alfombras, recordando a la izquierda -como ha reconocido Pedro- que cuando gana, pierde.

Pedro acusó a Pablo de querer entrar al Gobierno para controlar al Gobierno, pero él actuó, como si tuviera mayoría absoluta, en plan Rafael Guerra ‘Guerrita’ («después de mí, nadie»).Carmen Calvo, con su talento para la hipérbole, dijo que los de Podemos han pedido el Gobierno entero, pero no es cierto. Los de Podemos informan que Moncloa ha intoxicado todo el tiempo.

Desde la fontanería de Moncloa me llegó, horas antes de la sesión del Congreso, este mensaje: «Si dicen sí a la propuesta, lentejas; si es no o abstención se destruyen, y si votan sí quedándose en la oposición nos dan el Gobierno monocolor.

De todas formas, jaque mate a Podemos». Los de Podemos, en la edad de la inocencia, aseguran que con la misma oferta de hoy, con contenidos concretos, habrá Gobierno en septiembre.

Gabriel Rufián no lo tenía tan claro cuando profetizó que Pablo y Pedro serían destruidos. Aunque, de momento, Pedro seguirá en Moncloa hasta Navidad.

Raúl del Pozo ( El Mundo )

viñeta de Agustín Muro