ADICCIÓN

votark

ADICCIÓN.

El PSOE y sus allegados están desplegando un laborioso esfuerzo por difundir la idea de que los socialistas ocupan el centro político y que Podemos, la extrema izquierda comunista, es una especie de delfín o instrumento en manos de un PP radicalizado y sin más estrategia que la del miedo. Como el maquiavelismo no excluye la tontería, es posible que en algún momento alguien en el PP viera con ilusión una fuerza que acabara con la posibilidad de que el PSOE volviera a conseguir nunca una mayoría absoluta.

Lo que es indiscutible, aun así, es que el radicalismo de Podemos es heredero del radicalismo del socialismo, en especial del de tiempos de Rodríguez Zapatero. También lo es que el PSOE cuidó amorosamente el movimiento del 15-M, bien aprovechado por Podemos y del que surge el ambiente de violencia…

José María Marco ( La Razón )

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*