Albert no sabe perder

loouk

Albert no sabe perder

El gran derrotado de las elecciones del domingo está siendo Albert Rivera, no tanto por su mediocre resultado, como por su actitud infantil, de niña histérica que no sabe perder, quejándose de la Ley Electoral como los equipos menores se quejan del árbitro para disimular su impotencia.

Tal como Podemos es el populismo del PSOE, Ciudadanos es el populismo del PP, y el domingo Rivera fue derrotado primero por los españoles y luego por su propio comportarse como un rabioso, lejos la hombría que por ejemplo demostró Pablo Iglesias, que estuvo impecable reconociendo su derrota y sin quejarse de nada.

Albert Rivera es un político tan presumido y tan soberbio, que al no gustarle su imagen en el reflejo, cree que la solución es romper el espejo en lugar de tratar de dejar de ser tan necio.

Rivera ha obtenido un claro castigo de sus votantes por un motivo también muy claro. Si insiste en enrocarse en su pataleta de niño mimado en lugar de entender lo que ha pasado, el próximo descalabro será definitivo y le dejará en el desguace.

No puede uno asistir sin rubor al espectáculo de esta supuesta nueva política, tan previsible en sus tics, y de vicios tan del pasado. Los que tanta regeneración reclaman son los que dejan más caspa.

Salvador Sostres ( ABC )

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*