EL AÑO INÚTIL DEL PRESIDENT

descoto

EL AÑO INÚTIL DEL PRESIDENT

Cuando Artur Mas propuso a Carles Puigdemont para presidente de la Generalitat catalana, sabía que con él la llama separatista se mantendría encendida y que su política consistiría en echar gasolina a ese fuego. Así ha sido, el «hereu» (heredero) ha radicalizado su relación con el Gobierno central y no se ha cansado de dificultar cualquier posibilidad de acuerdo. La intransigencia, el odio a España y la insolidaridad con el resto de comunidades ha sido el denominador común de su actuación, a excepción, claro está, de aquellos movimientos independentistas que, como él, sólo piensan en romper nuestra nación.

Dicho esto, si a los políticos hay que juzgarles por los resultados, convendremos en que Puigdemont no ha dado la talla. Su producción ha sido nula.

Iñaki Zaragüeta ( La Razón )

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*