Ante los cantes de sirenas

sirenitak

Ante los cantes de sirenas.

Ahora que Pedro Sánchez ha cambiado su estado en Whatsapp por un enigmático «¿Y por qué no?», han tomado fuerza algunas conjeturas. Entre otras, la maliciosa sospecha de que podría lanzarse a buscar, llegado el momento, una investidura como coraza frente a sus adversarios internos. Tampoco en esta ocasión tendría la matemática de su parte: la incompatibilidad con Podemos y el veto aún vigente del Comité Federal a cualquier amontonamiento con los nacionalistas.

Ciertamente, Pablo Iglesias colocó dinamita en el puente del diálogo con Sánchez, que saltó por los aires, pero, en estas últimas semanas, con la constitución de las Cortes en el horizonte, el socialista Antonio Hernando y el podemita Íñigo Errejón se pusieron manos a la obra para reconstruir los cimientos.

Antonio Martín Beaumont ( La Razón )

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*